28 enero, 2020 | 8:47 am

Ayudas a Emprendedores. ¡¡Avalando Ideas!!

 / Sin categoría / Ximénez, la empresa pontana que ilumina la Navidad del mundo

Ximénez, la empresa pontana que ilumina la Navidad del mundo

Ciudades como Denver, México, Milán, Vigo, Málaga o Moscú han requerido sus diseños artísticos. El grupo familiar factura unos 40 millones al año y da empleo a cerca de 500 trabajadores.

Desde Denver a Córdoba hay 5.071 kilómetros de distancia. Desde Querétaro a Málaga son 9.157 y desde Panamá a Milán, 9.191. Son puntos muy distantes entre sí en el mapa, pero para unirlos a todos ellos no hay más remedio que pasar por Puente Genil. Y más concretamente, por el grupo empresarial Ximénez Iluminación, que también es parada obligatoria para llegar a Vigo, Madrid, Nueva York, Moscú, Bruselas, Dubai, Bogotá, México, Oslo, Sevilla, Liverpool o Chicago en Navidad. Estos lugares son solo algunos de los puntos de trabajo del grupo de iluminación artística más importante del país, que ha dejado su impronta en infinidad de ciudades que han elegido al grupo pontanés para dar color a la magia navideña de sus calles. Ciudades como Vigo o Madrid han decidido este año competir para ver cuál de las dos tendrá un alumbrado más espectacular y en las dos participa esta firma cordobesa.

LOS INICIOS / Actualmente Ximénez es un grupo formado por cinco empresas dedicadas a distintas actividades relacionadas con la iluminación urbana (Ximénez Iluminación, Ilmex, Ximénez Cataluña, Urbalux Ximénez y XM). El grupo Ximénez, según explicó a este periódico Mariano Jiménez, director general, cerró el último ejercicio con una facturación de 40 millones de euros y tiene una previsión de crecimiento para el año que viene de entre un 10 y un 15%. Pero para llegar hasta aquí han pasado 74 años, pues la actividad tiene su origen en el año 1945 y en la persona de Francisco Jiménez Carmona, a quien se le ocurrió iluminar por primera vez su tienda. El hecho tuvo tal repercusión entre sus vecinos que el Ayuntamiento le pidió que hiciera lo mismo con su localidad.

Ese fue el manantial del que surgió el torrente de peticiones que han hecho posible que hoy en día sus servicios sean requeridos en lugares de todos los puntos del globo. Sus trabajos, con originales diseños y novedosos procedimientos y técnicas de iluminación, son objeto de admiración y fuente de afluencia turística allá donde se instalan. Mariano Jiménez explica que actualmente el alumbrado navideño permite en muchas ciudades llenar hoteles y restaurantes y dinamizar los negocios gracias la llegada masiva de visitantes para verlo. Un ejemplo de ello es la calle Larios de Málaga, que cada año aglutina a miles de personas solo para ver el alumbrado de Navidad. Como dato se puede citar que este año, solo para la citada calle malagueña, han salido de las instalaciones del grupo pontano un total de 30 tráileres de material. En la ciudad de Córdoba, donde este año se quiere dar también un toque de calidad y distinción en la calle Foro Romano (antes Cruz Conde), se han utilizado 10 camiones.

LOS EMPLEOS / El grupo Ximénez empezó siendo una modesta empresa familiar, en la que hoy trabajan la segunda y la tercera generación, que actualmente cuenta con unos 500 empleados que desde agosto trabajan a tres turnos todos los días de la semana para poder atender la infinidad de demandas no solo de ciudades sino también de empresas que quieren contar con sus diseños. Alumbrados tan emblemáticos como el de El Corte Inglés han salido de los talleres del grupo Ximénez, pero también los de Mercadona o Carrefour, si nos quedamos en España. Si miramos más allá de nuestras fronteras se pueden nombrar las legendarias joyerías Tiffanys, en Estados Unidos, que también han lucido sus montajes en temporadas pasadas y diseñadores de la talla de Agatha Ruiz de la Prada, Angel Schlesser o Elio Berhanyer han requerido también la colaboración de la empresa.

Para que todo esto sea posible, evidentemente, hay que estar en la vanguardia, tanto en diseño como en materiales. Y a todo ello ha buscado solución el grupo pontanés, pues el gabinete de diseño, un equipo joven de creativos y técnicos, intentan hacer realidad las nuevas sugerencias e ideas que cada año sorprenderán a los viandantes de tan dispares lugares del planeta. Para innovar, se hace necesario, explica Mariano Jiménez, acudir a las ferias más importantes del sector en todo el mundo y después comprobar que la idea se puede aplicar. Eso siempre se hace en su propio pueblo. Puente Genil suele servir de laboratorio de ensayo y hoy es ya lugar de interés turístico para numerosos visitantes.

Si hace unos años la novedad era el led, ahora la revolución son «los led pixel», un tipo de iluminación tan revolucionaria que un solo punto de luz va cambiando de color de acuerdo con la programación establecida previamente. Al principio, para ofrecer luces de colores había que colorear las bombillas con pintura y esperar que se secara.

El director general del grupo señala que otro de los detalles diferenciadores de Ximénez es que es la única empresa del sector de Europa que sigue produciendo en su lugar de origen, pues mientras que su competencia más directa, empresas de Francia y Centroeuropa, han instalado sus centros de producción en países de Asia o del Este de Europa, «donde la mano de obra y los medios de producción son más baratos, nosotros hemos querido permanecer en nuestros orígenes y seguimos llegando a todo el mundo sin salir de Puente Genil»

Deja un comentario

Su mail no será publicado ( required )